Cursos disponibles

Queremos adentrarnos en la comprensión de la Antigua Alianza y reconocer cómo Dios guió y dirigió al pueblo de Israel. A través de la historia de este pequeño pueblo, el Señor quiere llevar a los hombres a una vida de comunión con Él. Este proyecto divino convierte la historia de Israel en “Historia de Salvación” y se realiza concretamente en la Alianza.

Queremos adentrarnos en la comprensión de la Antigua Alianza y reconocer cómo Dios guió y dirigió al pueblo de Israel. A través de la historia de este pequeño pueblo, el Señor quiere llevar a los hombres a una vida de comunión con Él. Este proyecto divino convierte la historia de Israel en “Historia de Salvación” y se realiza concretamente en la Alianza.

Queremos adentrarnos en la comprensión de la Antigua Alianza y reconocer cómo Dios guió y dirigió al pueblo de Israel. A través de la historia de este pequeño pueblo, el Señor quiere llevar a los hombres a una vida de comunión con Él. Este proyecto divino convierte la historia de Israel en “Historia de Salvación” y se realiza concretamente en la Alianza.

Queremos adentrarnos en la comprensión de la Antigua Alianza y reconocer cómo Dios guió y dirigió al pueblo de Israel. A través de la historia de este pequeño pueblo, el Señor quiere llevar a los hombres a una vida de comunión con Él. Este proyecto divino convierte la historia de Israel en “Historia de Salvación” y se realiza concretamente en la Alianza.

El DIPLOMADO EN CATEQUESIS ofrece fundamentos bíblico-teológicos, así como litúrgicos y pastorales que capacitan a los catequistas en el ejercicio de su labor evangelizadora en la Iglesia, de acuerdo con la enseñanza de nuestros obispos, quienes en la Conferencia de Aparecida nos recuerdan que: 

"La catequesis no debe ser sólo ocasional, reducida a los momentos previos a los sacramentos o a la iniciación cristiana, sino más bien un itinerario catequético permanente" (Cf. DA 298).


El DIPLOMADO EN CATEQUESIS ofrece fundamentos bíblico-teológicos, así como litúrgicos y pastorales que capacitan a los catequistas en el ejercicio de su labor evangelizadora en la Iglesia, de acuerdo con la enseñanza de nuestros obispos, quienes en la Conferencia de Aparecida nos recuerdan que: 

"La catequesis no debe ser sólo ocasional, reducida a los momentos previos a los sacramentos o a la iniciación cristiana, sino más bien un itinerario catequético permanente" (Cf. DA 298).